JULIO: MES DE LOS CIRCOS

Image default
EDITORIALES

Que grande, increíble, impresionante, brillante y GRAN DESASTRE, es así señoras y señores, se viene el circo número uno del país. ¡El Circo de las maravillas y del caos TARAAAAA! Un espectáculo que lo tiene todo, desde monstruos negros espeluznantes y viscosos, magos con terno que usan palabras adornadas para hipnotizarte (uff tan talentosos que les desaparecerán la billetera en un santiamén), hasta payasos graciosos que les harán reírse como nunca (ojo, se acomodan a todo y para todo, por eso fácil entran 20 al carrito amarillito y chiquito: ¡avancen, al fondo alcanzan hasta cuatro! Lo mejor de los conformistas del país).

EL MONSTRUO NEGRO Y VISCOSO 

Hablemos del monstruo misterioso del Circo, ese negro viscoso, espeso y sin forma, brilla al verlo, aunque su olor no sea nada agradable. ¿Pero saben qué?, es muy preciado para todos, o aparentemente, parece serlo. Es decir, el circo lo quiere, los espectadores se horrorizan, pero finalmente solo observan y festejan mientras les sea útil. Por supuesto, mientras el monstruo siga entre las tuberías o contenedores es fácilmente domado. Perfecto, no hay nada que temer, aunque saben, todos cometemos errores (hasta en los mejores espectáculos pasa, pero la clave es siempre mantener todo como si nada hubiese pasado, mientras nadie se dé cuenta, mejor sale el truco con la bestia).

Es cierto, el monstruo puede llegar a salir, y ¡cuidado! Todo lo que toque el monstruo quedará infectado (!oh, alguien piense en los niños!). No se preocupen señores y señoras, aun si sale, el monstruo no llegará a sus hogares, pues claro que no. Siempre pensando en su seguridad. Lo más probable es que el monstruo caiga en los ríos de la Amazonia, cerca de comunidades indígenas y campesinas, entre los frondosos (y hasta antes verdes) bosques, en los animales que no lleguen a escapar de él, etc. No obstante, hacia el público maravilloso citadino no llegará (aún). Desde lejos, es posible ver al monstruo, como con su cuerpo negro y brillante, se expande para destruir toda vida que encuentre. Se oyen lamentos de personas que alguna vez tomaron de la fuente de agua… ¡Qué maravilla! Al final el circo siempre muestra la fantástica magia, pero no el truco (mucho menos, lo que costó…para hacer…el maravilloso y fantástico truco con el monstruo).

Ya hace más de una semana que se reportó un último derrame de petróleo en la región de la amazonia peruana. El derrame ocurrió a la altura del kilómetro 371 del tramo II del Oleoducto Norperuano (ONP), ubicado en la comunidad awajún de Tayuntsa, distrito de Nieva, provincia de Condorcanqui (Amazonas) (El Comercio, 2019).

El problema no solo implica determinar quién es responsable por el hecho o la reparación civil que le ha de tocar a la empresa estatal PetroPerú por negligencias, sino por la normalización y hasta naturalización de este tipo de desastres, y la poca (por no decir nula) respuesta estatal y preocupación ciudadana general ante los hechos.

¿Será posible comprender la magnitud del problema realmente? Hace dos años se realizó un informe por parte de la Comisión Investigadora Multipartidaria para determinar quiénes serían los responsables por los derrames de petróleo ocurridos en el periodo de los años 2008 y 2016. ¿Por qué? Se habían registrado un total de 36 casos de derrame de petróleo (¿no les parece suficientemente alarmante el número?).

Y si hablamos de las repercusiones ¿en qué afectan los derrames? No es de desconocimiento general (al menos eso se quiere creer) que el simple hecho de que se mencione la expresión “derrames de petróleos”, está directamente vinculada a la contaminación ambiental. Hablar sobre todas las consecuencias conlleva a una gran lista de afectaciones sociales, de salud, ambientales y hasta económicas, etc. Solo por mencionar un ejemplo de ello, la Comisión no ha ignorado que la contaminación de las fuentes de abastecimiento de agua tradicionales ha producido que comunidades nativas se vean obligadas a proveerse únicamente de la lluvia como única alternativa y que, incluso, se comprometa su seguridad y alimentación (2017, p.23).

Si las personas en la ciudad (DE LIMA) sienten la ansiedad de saber que se quedarán sin abastecimiento de agua, imaginen vivir sin agua limpia por días, semanas, meses, una vida.

Tal vez lo más melancólico de la situación no sea solo las nefastas consecuencias de los derrames (basta con uno solo para afectar todo un ecosistema, una población cercana al desastre y, en algún punto nada imposible, perjudicial hacia las personas alejadas también), sino de la normalización y concurrencia en las que se están dando estos desastres. Entre los reportes realizados por el INDECI, encontramos que el 09 de julio de 2019, aproximadamente a las 06:30 horas, se registró un derrame de en la comunidad de Tayuntsa, distrito de Santa María de Nieva (2019). También, el 18 de junio de 2019, a las 20:00 horas, se registró un derrame de petróleo en la comunidad de Nuevo Progreso, distrito de Manseriche (2019). Asimismo, el 02 de junio de 2019, a las 06:00 horas, se registró un derrame de petróleo en la comunidad de Puerto Auxilio, distrito de Lagunas (2019).

A pesar de los continuos desastres, no deja de sorprender las respuestas por parte del Gobierno, y es que, el informe anteriormente mencionado fue rechazado por el Congreso de la República el 15 de mayo de este año ¿razones?: la falta de determinación de responsabilidad directa. Entre las manifestaciones de los congresistas tenemos maravillosos comentarios como los siguientes:

“[…] aún está en investigación la participación de nativos y/o empresas que ganan por reparar las roturas”, “la comisión se concentró en los efectos, pero primero se debió encontrar a los responsables […]”, “[…] la comisión no incluyó el informe hecho por Inteligencia donde determina quien ha hecho esos actos, pero el informe solo se concentró en la remediación” (El Heraldo, 2019).  

Tal vez se saltaron las páginas del informe en el que se desarrolla de forma expresa sobre las responsabilidades (no solo de la empresa) por los derrames y negligencias ¿Quién sabe? Lo que no es posible obviar es que el monstruo tiene hambre, insaciable hambre, mientras los espectadores solo miran el truco desarrollarse entre el Estado que hace poco, la empresa que le gusta hacer mucha negligencia y las protestas de organizaciones indígenas que piden basta.

¿Y QUIÉN MANEJA TODO ESTO? 

Pero ¿a qué se debe todo este caos? Ocurren demasiadas cosas a nuestro alrededor y así como el circo puede resultar agobiante por la sobrecarga de emociones, colores y sonidos, nuestra realidad nacional nos ataca a través de cada uno de nuestros sentidos con una cantidad avasallante de problemas (estructurales y coyunturales por igual). ¿Cuál debería ser el orden a seguir? ¿Cómo estructurar un espectáculo tan variopinto y en ocasiones tan decadente? Nuestra fe ha sido confiada a nuestros maestros de ceremonia.

La clase política nacional es en gran medida quien tiene la enorme responsabilidad de encaminar el futuro de nuestro país y es por ello que los personajes que pertenecen a esa clase son quienes pueden mostrarnos las maravillas del espectáculo. Sin embargo, desde hace muchos años (podríamos decir que, en realidad, es una constante histórica republicana) es la clase política del país la que engendra el caos y la incertidumbre en los ciudadanos.

En algún momento se perdió de vista la responsabilidad de dirigir al país y los maestros de ceremonia se concentraron en su propio bienestar, olvidando que del público vienen y a ellos se deben. ¿Importamos realmente las y los ciudadanos y nuestros intereses? 

Desde el cambio de milenio, hemos tenido seis Presidentes de la República. Podemos utilizar a los mismos como un ejemplo del desenfreno y la irresponsabilidad de la clase política, pues actualmente tenemos el siguiente escenario: uno de ellos se encuentra actualmente detenido en una país norteamericano esperando su extradición, otro se encontraba seriamente cuestionado y era sujeto de investigación fiscal antes de decidir quitarse la vida, tenemos también uno que actualmente se encuentra apresado de forma preliminar junto a su esposa y el último tuvo que dejar el cargo en favor del actual presidente Vizcarra luego de encontrarse bajo escrutinio al aparentemente haber mantenido acuerdos secretos para repeler un primer intento de vacancia.

Este reciente periodo de nuestra historia encuentra su origen en un fenómeno que ha permeado cada parte de nuestra convivencia y se encuentra en los últimos años bajo mayor observación por parte de la opinión pública: la corrupción. Como un agente infeccioso, la corrupción se ha ido extendiendo a lo largo de toda nuestra historia por lo que considerar que esta es un fenómeno propio de estos últimos tiempos sería sumamente inexacto.

Lo que ha ocurrido en los últimos años, aquello que nos ha permitido ver con mayor claridad lo que existía detrás de las luces y los colores del circo, ha sido el tamaño de la TRANSGRESIÓN.

En alguna parte del recorrido, nuestra puerta revolvente de maestros de ceremonias terminó con la gran mayoría de ellos topándose cara a cara con el fantasma de la corrupción [encarnado en esta oportunidad principalmente en los intereses de una empresa de construcción brasileña] y, por lo que nos vienen demostrando algunas de las pruebas presentadas en sus respectivos procesos, parecería ser que dicho fantasma fue recibido con los brazos abiertos.

El espectáculo no solo se encontró a sí mismo desbordado, sino que las riendas sobre el mismo fueron soltadas y la confianza del público traicionada. La batuta que debía marcar el paso de nuestro país se ausentó para contar sus monedas y a los peruanos nos quedó [y se mantiene aún] un amargo sabor de boca. No solo por lo triste del espectáculo en la arena, sino por el dinero que se arrebató de cada uno de nuestros bolsillos para verlo.

Para su deleite, el recientemente elegido y nuevo Presidente del Congreso, un nuevo personaje que dirigirá parte del espectáculo. No podemos dejar de esperar con emoción (y con mucha preocupación) en cómo se irá desenvolviendo esta figura mediática. Su reputación de aliado del famoso colectivo «Con mis hijos no te metas» y ser uno de los congresistas que votó en contra de la ley de paridad y alternancia (por suerte que no le salio el truco, pues se aprobó la ley) hace que todo esto quede como la cereza del pastel.

¿QUÉ ELEMENTO FALTA EN ESTE ESTREPITOSO CIRCO? ¿QUÉ PASA CON EL PÚBLICO?

Y… ¿qué ESPERA el público?: Quizás un poco de distracción, apreciar pasivamente el espectáculo, mientras que el maestro de ceremonias es quien TOMA ARRIENDO de las decisiones más relevantes del espectáculo. En este fantástico (aunque en realidad el más común) espectáculo, el público es sumiso a las órdenes de quien dirige. Espera vivenciar las más fervientes emociones: alegría (PASAJERA), tristeza, asombro, etc. En este circo el público es, entonces, quien asume un PAPEL PRINCIPALMENTE SUMISO.

No debemos olvidar el importante papel del público (aunque algunos crean que no lo es). En nuestro Circo… se podría indicar… por qué sería importante el público. ¿Este debe dejar concurrir cualquier tipo de espectáculo? ¿Debería solo esperar a que el maestro de ceremonias sea quien dirija todo aunque sea a costa de cualquier hecho?

En el artículo 31 de la Constitución Política del Perú se establece que los ciudadanos tienen derecho a participar en los asuntos públicos.

¿Cesa nuestro papel de “buen ciudadano” al votar en las elecciones?  ¿Y si empezamos a tomar arriendo de nuestra realidad social? ¿Qué sucedería en un circo como en el Perú en el que el público empieza a interesarse en lo que hay detrás del espectáculo?

“Sin participación ciudadana, la democracia pierde su razón de ser, representatividad y legitimidad” ( Orozco, s/f: s/n). Creemos menester la participación activa del público en todo este “Circo”. El público no debe permitir que el maestro de ceremonia sea quien determine solo a costa de cualquier precio presentar un singular espectáculo, que finalmente solo beneficia a este último, vulnerando a todas y todos las y los demás. Si queremos que el monstruo negro y viscoso no se siga expandiendo y creciendo, pues tomemos verdadera rienda de todo este espectáculo.

 


Bibliografía:

Derrame de petróleo en Loreto: fiscalía verifica que corte al oleoducto fue intencional. (27 de julio de 2019). El Comercio. Recuperado de:

https://elcomercio.pe/peru/loreto/derrame-petroleo-loreto-fiscalia-verifica-corte-oleoducto-norperuano-intencional-petro-peru-noticia-ecpm-658431

Comisión Investigadora Multipartidaria. (2017). Informe Final de la Comisión Investigadora Multipartidaria para determinar las responsabilidades de los funcionarios y personas naturales e instituciones públicas y privadas que resulten responsables por los derrames de petróleo ocurridos en el Oleoducto Norperuano. Recuperado de:

http://www.leyes.congreso.gob.pe/Documentos/2016_2021/Informes/Comisiones_Investigadoras/INFORME_FINAL.PDF

Rechazan informe final de comisión investigadora del oleoducto. (15 de mayo de 2019). El Heraldo – Agencia de Noticias del Congreso de la República. Recuperado de:

http://www2.congreso.gob.pe/Sicr/Prensa/heraldo.nsf/CNtitulares2/5777734a50320e28052583fb006a277b/?OpenDocument

Instituto Nacional de Defensa Civil. (2019). REPORTE COMPLEMENTARIO N° 1555 – 26/07/2019 / COEN – INDECI / 10:10 HORAS (Reporte Nº 03). Recuperado de:

https://www.indeci.gob.pe/emergencias/derrame-de-petroleo-en-el-distrito-de-nieva-amazonas-reporte-preliminar-n-695-09-07-2019-coen-indeci-1900-horas/

Instituto Nacional de Defensa Civil. (2019). INFORME DE EMERGENCIAS N° 649 – 25/07/2019 / COEN – INDECI /15:50 HORAS (Informe N° 10). Recuperado de:

https://www.indeci.gob.pe/emergencias/derrame-de-petroleo-en-el-distrito-de-manseriche-loreto-reporte-preliminar-n-653-19-06-2019-coen-indeci-1900-horas/

Instituto Nacional de Defensa Civil. (2019). REPORTE COMPLEMENTARIO N° 1498 – 15/07/2019 / COEN – INDECI / 15:10 HORAS (Reporte N° 02). Recuperado de:

https://www.indeci.gob.pe/emergencias/derrame-de-petroleo-en-el-distrito-de-lagunas-loreto-reporte-preliminar-n-644-14-06-2019-coen-indeci-2315oras/

Orozco Manuel. S/N. Democracia y participación ciudadana. México. Recuperado de:

http://unpan1.un.org/intradoc/groups/public/documents/icap/unpan029956.pdf

OTROS TEXTOS DE ESTA SECCIÓN...

EDITORIAL: INSEGURIDAD E INSALUBRIDAD EN EL TRABAJO

Radicales Libres

PARA JIMENITA, EYVI, JUANA, MARISOL, JULIA, ESTEFANY Y MUCHAS MÁS NO HABRÁ 2019

Radicales Libres

03 de agosto – Día Internacional de la Planificación Familiar

Radicales Libres

Día Mundial de la Fertilidad: el caso Artavia Murillo y otros vs. Costa Rica

Radicales Libres

“NO ME ASUSTA LA AMENAZA, PATRONES DE LA MISERIA, LA ESTRELLA DE LA ESPERANZA CONTINUARÁ SIENDO NUESTRA”

Radicales Libres

La función jurisdiccional de las rondas campesinas

Radicales Libres

DUELO NACIONAL

Radicales Libres

NUESTRO OBJETO ES EL DERECHO, NUESTRA ARMA, LA CRÍTICA

Radicales Libres

¿QUÉ SIGNIFICA ENVEJECER EN EL PERÚ?: REFLEXIONES POR EL DÍA NACIONAL DEL ADULTO MAYOR (26 DE AGOSTO)

Radicales Libres
RADICALES LIBRES
¡Bienvenidx! Esta es una revista digital de contenido jurídico crítico e interdisciplinario.